14.2.11

Despedida....

El dia 8 de diciembre, cuando ya hacía un mes que vivíamos en Lagos con nuestro hijo, fuimos a despedirnos al orfanato... no era obligatorio pero teníamos ganas de hacerlo. Cuando mirabamos fotos M recordaba perfectamente todos los nombres de los niños, hablaba bien del sitio y creíamos que una despedida podría irle bien.



Valoramos mucho si podría ser contraproducente para M pero todos los indicios que nos daba él
eran que no, que no le haria mal, sino bien... y efectivamente, así fué. Tambien decir y no me cansaré de decirlo, que ese orfanato era lo más parecido a un hogar que un niño sin padres puede tener.

Cuando llegamos, M estaba serio, se agarraba fuerte a nosotros, pero estaba tranquilo... entramos a saludar la encargada y la directora pero estaban reunidas con los padres de D, una niña que ahora vive en Dinamarca y que fué adoptada los mismos días que M. Así que decidimos salir al patio, a ver los demás niños mientras hacian clase.... todos nos recibieron con una gran sonrisa, tanto niños como cuidadoras... los niños le llamaban con ilusión y las cuidadoras se lo miraban con una cara que tardaré en olvidar... hizo un cambio espectacular durante ese mes y ellas lo devian notar...

Poco a poco M se dejó de mi mano... tenia curiosidad para volver a ver a sus amigos... habiamos pactado con él que los juguetes que compramos durante la estancia en lagos para que jugara en el hotel, las dejariamos para sus amiguitos y así lo hizo, él solito, con una sonrisa tímida se acercó y se lo dió... me llamó 'mama, ven!'... así que fuí a acompañarle en ese momento en que se juntaban sus dos vidas, la del pasado y la del futuro... nos sentamos en el suelo y jugamos todos juntos.

Al cabo de un rato entramos dentro, la directora lo abrazó, le dió besos, se lo miró... estaba muy contenta de vernos.

Nos tenían preparada una sorpresa... pusieron música y bailaron, bailamos... todos!! peques y grandes... que fiesta de despedida más bonita!! Al acabar la musica, nosotros nos quedamos un rato charlando con la directora y las cuidadoras dieron galletas y zumos a los niños... M se unió a ellos y corria arriba y abajo por toda la casa, con sus amigos, como antes...

Hay una cosa que me sorprendió... M no se terminó el zumo... se acercó y me dijo 'toma mama, finish!' un mes atrás, habria estado impensable que dejara un zumo a medias, la ansiedad por la comida y la bebida iban desapareciendo!!!

Marta, me habia enviado unas camisetas para dejar en el orfanato... se las regalamos y la directora se puso muy contenta... en éste orfanato los niños van con uniforme (camisetas todas iguales) por lo que eso significaba tener un nuevo uniforme... propuso ponerselas a todos y hacernos una foto... mágica foto!! foto que M recuerda con cariño, la mira y la remira, recurerda los nombres de sus amigos y yo... yo cuando la veo me emociono... recuerdo cada nombre, cada mirada.

Trajimos unos globos con forma de pez... se los dimos, esta si fué una foto dificil!! La directora se empeñó en hacerla... hacia viento, los niños dejaban ir los globos, el viento se los llevaba y la foto era imposible... reimos! todos!

Aprovechamos para volver a ver la habitació de M, allí solos los tres nos echamos fotos en su cuna, en la habitación, en el rincón de los cuentos...


Carol, la cuidadora encargada me pidió un pen drive... nos grabó toooooooodas las fotos que tenia de M desde el día en que llegó hasta el día que se fué... no son muchas pero es un gran tesoro. Nos ha dado una idea del magnifico trabajo que han hecho por nuestro hijo. Jamás se lo podré pagar. Aprovechó ella para quedarse alguna de nosotros con M.

La hora de irnos, M subió al coche sin problemas... me quedó claro que habia entendido que eso era una visita de cortesia, que no se quedaba allí,.. mientras el coche se iba las lagrimas me bajaron mejilla abajo (ahora tambien), todos los niños nos decian adiós con la mano, todos juntitos, quietos, diciendo 'adiós M'... y M de pie en el asiento, mirando por la ventana y diciendo adiós con la mano, contento, muy contento. BYE BYEEEEEEEE.


.

5 comentarios:

Xiao dijo...

Que fuerte, Laura.... y esa foto, diciendo adios a su vida....

Uge dijo...

Es muy emotivo, y un recuerdo para siempre.
Besos

ISA dijo...

Me acuerdo muy bien de ese día, Laurita....... Bssss

Fátima dijo...

Es increible como los niños aunque sean pequeños pueden entender ciertas situaciones que a nosotros nos parezcan muy fuertes. Me ha gustado mucho leer el post.
Bicos

Silvia - Desenredando el hilo rojo dijo...

Ufff, preciosa entrada, Laura. Me has emocionado a mi también. Un abrazo