7.12.10

Semana de adaptación

La semana despues de conocer a M fué de adaptación en el orfanato. Ibamos a pasar el día allí, los veíamos comer, jugar, haciendo escuela... tuvimos la gran suerte de que nuestro orfanato está muy céntrico y eso nos permitió poder visitar al niño tanto por la mañana como por la tarde... ya que en los orfanatos que están más lejos esto es imposible por el tema del tráfico (poned Lagos en el google imágenes y veréis por qué)



Fue una semana dura por varios motivos... y muy bonita por muchos otros.



- Nuestro hijo estaba muy delgado, se le marcaban todos los huesitos, de hecho era el más flaco del orfanato.Sabiamos que estaba flaco por el peso que nos habian puesto en el informe, pero verlo impacta.

-Nuestro hijo se quedaba con hambre y eso que les daban de comer 3 veces al día (y a veces 5)... pero veíamos que él terminaba el primero de todos y se miraba los demás platos sin decir nada, sin pedir más... al finalizar les daban un vaso de agua... se lo bevia entero sin respirar y notabamos que quedaba con sed. No les volvían a dar agua hasta la siguiente toma de comida.
-Nuestro hijo al principo nos rechazaba... jugaba con nosotros por obligación pero notábamos que le molestaba nuestra presencia... por la mañana jugaban al patio y lo llevaba mejor, pero por las tardes que las pasaban dentro del orfanato viendo la tele o jugando en la habitación, notábamos que incordiábamos.
-Habia muchos niños que si reclamaban atención... de hecho, todos menos el nuestro... a pesar de hacerles caso, procurábamos que M viese que allí estabamos por él y que sólo a él le hariamos caso.
-El tercer dia cuando nos vió llegar corrió a nosotros... a un metro de papá se cayó y se pegó una leche... era patosillo corriendo.

-A partir de ese día cada dia nos recibió así.

-A partir del tercer-cuarto día, cuando nos despediamos de él y le deciamos 'see you tomorrow' se echaba a llorar desconsoladamente, se nos rompía el alma.

-La hora de las comidas eran sagradas y se concentraba comiendo, pero de vez en cuando, giraba su cabecita hacia nosotros y nos regalaba una sonrisa.

-Cuando terminaba de comer venia corriendo a nosotros para que le hiciesemos volar por los aires.

-Cada noche despues de cenar, hacian misa en la habitacion, les/nos daban una biblia y leíamos un poco, cantábamos y dábamos gracias a dios. M pasaba bastante del tema... seguramente ya empezó a darse cuenta de que sus papis son ateos.

-Cuando llevábamos unos días en el orfanato, cuando cogía un cuento se sentaba en mi regazo para leerlo.... no me pedía uqe se lo leyese, simplemente quería el contacto físico

-Tambien dias despues por las tardes, dentro del orfanato, disimuladamente nos conducia a otra habitación y allí pasabamos la tarde los tres solos... sin los demás niños.

-Un dia estuve enferma, con deshidratación, me maree y entré a tumbarme dentro del orfanato... él le pidió a su padre venir a verme y estuvimos los 3 dentro... allí le pudimos dar agua, ya que no estabamos delante de los demás niños... se bevió 3/4 de litro de golpe!!

...

y así podría seguir...

En definitiva, una semana preciosa, contradictoria de sentimientos, llena de emociones... poder ver con tus propios ojos la vida que ha llevado tu hijo los ultimos meses no tiene precio, es incalculable... poder compartir tardes con los que han sido sus amiguitos es precioso... y saber que a pesar de las multiples carencias que ha tenido él era un niño relativamente feliz y adaptado a su 'hogar' es bonito y te llena mucho ya que tenemos multiples historias que contarle de esa semana, nuestra semana.

El dia 9 de noviembre por la noche llegó el papel del ministerio, el papel que nos daba permiso para sacar a M del orfanato a pesar de que todavia no era oficialemnte hijo nuestro.

Se apoderó el miedo de nosotros.

.

9 comentarios:

Ester dijo...

Me ha encatado tu entrada...es increible la evolución de vuestro hijo...increible...ver la adaptación y la aceptación por su parte ha debido ser duro y maravilloso a la vez.

Muchas felicidades...esperamos más entraditas...
Besos.

Ester.

Sandra dijo...

Que experiencia más preciosa y dura a la vez, que bonito debe ser ver la evolución y esa unión que se va creando, esos lazos que son indestructibles, muchos besos familia.

Sandra

Anónimo dijo...

Hola Laura,
me acuerdo mucho de tí. Espero que todo siga su curso y que pronto esteis en casa. Es un lujo poder vivir esos momentos poco a poco junto a vuestro hijo.Seguro que él agradece una adaptación progresiva y vosotros la disfrutais a pesar de la dureza de la situación.
Muchos besos.
Emma

Kinshasa dijo...

Que de emociones juntas,precioso ese paso a paso tan mágico! Maravillosos el poder vivir eso con vuestro hijo y su primer ambiente!

Muchos besotes

Teresa

lourdes Y nino dijo...

jolines laura..que sentimientos mas duros...gracias por contar tu experiencia...es emocionante!!BESOSSS

Laura dijo...

Menuda experiencia tan grande y enriquecedora, tanto por los buenos momentos como por los menos buenos.
Muchas gracias por compartirla con nosotros.
Besos familia!

VERÓNICA Y JOSÉ FCO. dijo...

Me alegro mucho de que las cosas vayan cambiando a mejor y que vuestro peque se encuentre feliz ya junto a sus papis. Muchos besos y seguir disfrutando de todo lo que le rodea.

Ana y Eugenio dijo...

Lloro de la alegria,de poder leer por fin vuestra experiencia, en este largo camino de ser padres, hemos hablado mucho como seria nuestro viaje y ver por fin que lo estas contando y lo bonito que es...¡¡pelos de punta¡¡....espero que todo vaya sobre ruedas y que lo disfruten mucho.mil besossss

pau dijo...

Por fin puedo dejatre un mensajito,me encanta leer vuestra historia,besitos,felicidades