11.4.09

No-me-olvides...



Me han concedido un premio... el segundo desde que tengo blog, jeje.

Se trata del premio symbelmine o tambien conocido como no-me-olvides. Las reglas son estas:

1. Elegir blogs o sitios de Internet que por su calidad, su afinidad o cualquier razón hayan conseguido establecer un vínculo que desees reforzar y premiar con un “no-me-olvides” y enlazarlos en el post escrito.
2. Escribir un post mostrando el premio, citar el nombre del blog o web que te lo regala y notificar a tus elegidos con un comentario. Si es posible el origen del premio.
3. Exhibir el Premio en tu blog.

Me lo envia Mar, de mi peque espera en china , muchas gracias! La verdad es que esto de los blogs une, crea vínculos y afinidades con gente que hace medio año ni sabía que existían... gente con la que comparto pensamientos y sentimientos que cuanto más tiempo pasa más me doy cuenta, que si no lo vives no puedes entenderlos. Son gente que tengo en mi pensamiento en algún momento del día, con la que me alegro de sus alegrías y me apeno con sus tristezas, y que estoy convencida que a ellos/as les pasa lo mismo. Un ejemplo muy simple, es el de la misma Mar, qué me dijo que ahora hay notícias que le recuerdan a personas, cuando escuchó la triste notícia del fallecimiento de unos cuantos hinchas en un campo de fútbol marfileño.

Bien... ahora tengo la dificil tarea de conceder el premio... por lo que veo no especifica a cuántas personas hay que entregarlo, y la verdad es que si me tengo que regir por la afinidad y deseos de que no-me-olviden deberia entregarlo a mucha gente... peeeeeeeero me voy a autolimitar a tres.

A Emma, y su blog africa en el mundo. Porque tiene un blog que me gusta mucho muchisimo, porque detrás de ese blog hay una persona que me ha ayudado con cuatro palabras de aliento cuando las he necesitado y por qué cada vez que encuentra algo de costa de marfil, viene "corriendo" a regalarmelo.

A Monika, y su blog la familia creix . Porque su blog es nuevo nuevisimo, pero mi afinidad con ella viene de hace un tiempo, mata las penas cantando y ayuda a que los demás las matemos del mismo modo. Y por qué abril ya es su mes y espero que sea el mío tambien!

Y a Mariajo y su blog nacido en etiopia . Porque me quedé con ganas de premiarla con el otro premio que me concedieron, ya que ella se me adelantó y me lo concedió a mí ... porqué en los momentos duros del poco tiempo de proceso que llevo ella ha estado ahí, aguantando mis larguisimos mails, seguramente repetitivos y pesados... y ella ahí, como una campeona.

Ale... se lo merecería muchisima más gente, si, TU y TU y TU... pero tampoco quiero abusar, jeje.

La flor de no-me-olvides tiene una leyenda detrás, bueno, mejor dicho, tiene muchas, ya que he encontrado unas cuantas, así que cada cuál se quede con la que le guste, jeje... yo os copio ésta:
El "no me olvides" o miosota, es una pequeña flor azul, con un poco de color rojo. Nació así: Cuando Dios creó el mundo, dio nombre y color a todas las flores, no obstante una pequeña florecilla le suplicaba: ¡No me olvides!, ¡No me olvides!, pero como su voz era tan fina, Dios no alcanzaba a oírla, una vez que el creador finalizó toda su obra, pudo percatarse de esa pequeña voz, más ya todos los nombres estaban dados, así que Dios le dijo: "No tengo nombre para ti, pero te llamaras "no me olvides". Y por colores te daré el azul del cielo y el rojo de la sangre". Además le dijo que serviría para acompañar a los muertos y para consolar a los vivos.



.

4 comentarios:

emma dijo...

Muchas gracias por tus bonitas palabras, el lunes en cuanto tenga un hueco lo cuelgo.
Gracias y un abrazo!

Mariajo dijo...

Moltes gràcies, guapa! Quan tingui un moment el pujo al bloc!
Mariajo

Kinshasa dijo...

Hola Laura!!! Ya estoy de nuevo por aqui!

Enhorabuena por elpremio...a ver si me pongo y lo cuelgo yo tambien que Mar me lo ha dejado a mi tambien!

Un besote

Teresa

mar dijo...

Gracias por tus palabras, Laura. Es verdad que este mundillo de los blogs es increíble. Compartes más cosas con gente que ni siquiera has visto que con la propia familia.
Un besazo
Mar